Tripp Lite recomienda usar respaldo energético de acuerdo al nivel necesario

Gracias por Compartir

Tripp Lite, proveedor de soluciones de protección de energía y conectividad, consecuente con su reputación de proveedor de soluciones de alta calidad y consultor energético consciente de la importancia de entregar los productos más convenientes para cada proyecto, dio a conocer algunas recomendaciones sobre cómo enfrentar las dudas más comunes en el momento de seleccionar sistemas UPS más adecuados para una instalación.

Una unidad de UPS es un sistema de respaldo de energía ininterrumpida que permite que los sistemas de cómputos y redes sigan aunque haya una falla temporal en el suministro eléctrico o un apagón prolongado.

La importancia de adquirir un sistema UPS adecuado radica en que en el momento de ocurrir una falla eléctrica, la unidad debe responder automáticamente según la carga asignada a soportar hasta que se solvente el problema y retorne el servicio a los niveles óptimos habituales. Cuando un sistema UPS no es capaz de soportar la carga energética necesaria que le demandan los artefactos, equipos de computación y dispositivos electrónicos en redes conectados, éstos pueden lamentablemente dejar de funcionar y apagarse con la posible pérdida de datos que en muchos casos son irrecuperables.

Como los tiempos muertos en las redes cuestan dinero y escoger un sistema requiere algunas previsiones y cálculos, a continuación Tripp Lite presenta algunos consejos que pueden ser útiles a la hora de seleccionarlos:
– Asegúrese de que el sistema UPS pueda soportar toda la carga del equipo o equipos que quiere conectarle.
– Tenga presente cuál es la autonomía del UPS, es decir el tiempo durante el cual es capaz proporcionar energía directamente desde la batería en ausencia del servicio público. Recuerde que agregar un nuevo dispositivo electrónico restará autonomía y una batería adicional sumará carga energética.
– No pierda de vista el hecho de que los equipos son fabricados para un tipo de voltaje. En América Latina hay países como Colombia, Ecuador, Venezuela y la mayoría de los países de Centroamérica y el Caribe que los equipos trabajan con voltaje de 120. En Suramérica, especialmente en el Cono Sur, países como Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Perú usan 230v.
– Considere que existen diversos tipos de UPS, pero para seleccionarlos concéntrese en el nivel de protección que requiere. Van desde el nivel básico con respaldo por batería y protección contra sobretensiones, y niveles más complejos como respaldo en línea y transferencia automática a batería con tiempo cero.

Para finalizar, también tiene que considerar algunas características especiales que pueden marcar la diferencia. Por ejemplo existen algunos sistemas UPS que aceptan módulos de baterías externos que amplían su tiempo de autonomía; otros tienen tecnología hot-swap que incorporan un interruptor manual que permite el reemplazo en pleno funcionamiento; unos modelos selectos tienen una ranura de expansión para ser detectados y administrados como un dispositivo de red; los más amigables con el ambiente que reducen el consumo de energía y los costos asociados; los que poseen puertos de comunicación del tipo USB y DB9 que los habilita para monitorear los niveles de energía y el encendido o apagado automático a través del software PowerAlert.

Fuente y Foto: Tripp Lite

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *