WD presenta Discos Duros para el almacenamiento de datos fríos, optimizados para los centros de datos modernos

Gracias por Compartir

Las unidades WD Ae con capacidad progresiva y eficiencia energética permiten niveles de almacenamiento optimizados para infraestructuras de datos fríos, a escala web. WD, compañía afiliada a Western Digital (NASDAQ: WDC) y líder mundial en almacenamiento para instalación en los centros de datos modernos, ha anunciado hoy su innovadora línea WD Ae ™ de discos duros diseñados para las características de funcionamiento únicas de archivos en los centros de datos a escala web. Construidos sobre una plataforma que permite lograr un costo total de propiedad (TCO) óptimo, los discos duros WD Ae utilizan el más bajo consumo de energía posible y un modelo de Capacidad™ Progresiva para alcanzar un nuevo nivel de almacenamiento para las infraestructuras en nube a gran escala.
 
“Los clientes de centros de datos modernos vinieron a nosotros con la necesidad de una solución que empleara discos duros diseñados específicamente para la continua expansión de los repositorios de datos en frío”, dijo Matt Rutledge, vicepresidente senior y gerente general de tecnología de almacenamiento en WD. “Ahora, con la tercera generación y más de 700 petabytes instalados, WD lleva los discos duros WD Ae a un mercado más amplio; representando otro componente vital en el portafolio de almacenamiento de WD, que ofrece productos con características y atributos optimizados para la rápida evolución del mercado del almacenamiento”.

El creciente aumento en la creación de datos y la correspondiente necesidad de retener, preservar y extraer valor de esos datos, crea un desafío nuevo y único a los centros de datos que funcionan a gran escala. Manejar de manera fiable y a largo plazo el almacenamiento de datos a escala masiva es una labor cada vez más crítica. Las herramientas convencionales y las tecnologías para el almacenamiento rentable no son eficaces en los centros de datos a escala masiva, por lo que están surgiendo enfoques totalmente nuevos para las arquitecturas de almacenamiento y la correspondiente tecnología de componentes.  “Los proveedores de servicios en la nube tienen volúmenes de datos para almacenar y administrar, generalmente inactivos y que crecen rápidamente, mientras que al mismo tiempo ofrecen a los clientes el acceso a los datos casi en cualquier momento”, según John Rydning, vicepresidente de IDC para la investigación de unidades de disco duro. “La nueva línea de discos duros  WD Ae está dirigida precisamente a estos casos de uso de almacenamiento, y está ayudando a definir un nuevo sub-segmento activo para el almacenamiento de las empresas, abriendo así nuevas oportunidades de almacenamiento en HDD para la industria del disco duro”.
 
Centrándose en los atributos únicos de los datos fríos, WD ha liderado el mercado de archivo en frío con varias generaciones de almacenamiento de archivos, con una fórmula de productos que evoluciona activamente para ofrecer la combinación óptima costo-efectividad, eficiencia energética, densidad de almacenamiento e intensidad de la aplicación. Las unidades WD Ae son discos duros de archivos especialmente diseñados con una densidad de área extrema en una plataforma mecánica de alto volumen que ofrece una mayor eficiencia energética y un modelo de capacidad progresiva.  Parte de los atributos únicos de la familia de discos duros WD Ae incluye: una densa plataforma de cinco platos, lo que se traduce en una combinación óptima de potencia, rendimiento, capacidad y costo; capacidades superiores a 6 TB; interfaz SATA de 6 Gb/s; y un índice de carga de trabajo de 60 TB/año y fiabilidad de 500 Khrs MTBF (tiempo medio antes de fallos, por sus siglas en inglés).

Capacidad Progresiva de los discos WD Ae: Así como los procesos de fabricación y tecnología maduran con el tiempo, los aumentos de capacidad incrementales también lo hacen. El innovador modelo de capacidad progresiva de WD permite la distribución de estos modelos de mayor capacidad incrementada para aprovechar el máximo de sus capacidades disponibles: 6,1 TB, 6,2 TB o 6,3 TB, por ejemplo. Estos incrementos de capacidad granular generan un logro mucho mayor de capacidad a través de la vida de una plataforma de productos. Ante la enorme escala de las aplicaciones modernas, tener disponible una capacidad incremental en cada trimestre representa un valor excepcional para los centros de datos, que pueden realizar mejoras en la capacidad por unidad, la capacidad por volumen y la reducción de la inversión en infraestructura.
 
Almacenamiento “caliente”  o almacenamiento “frío”: la situación en la temperatura del almacenamiento de datos, aunque aproximadamente del 20-30 por ciento de los datos existentes en la mayoría de las redes se encuentran activos –o “calientes”, como se conoce comúnmente–, la mayor parte de los datos, es decir, del 70-80 por ciento, están inactivos o “fríos”, lo que significa que son inmutables y se accede  a ellos con poca frecuencia. Teniendo en cuenta los desafíos que supone el almacenamiento de datos a escala de petabytes o exabytes, la nube pública y los ecosistemas de nubes privadas están enfocados en crear niveles totalmente nuevos de almacenamiento para hacer frente a los diversos grados de “temperatura de los datos”. El nivel de datos frío está emergiendo de una manera muy similar a la forma en que el “Nivel 0” surgió en la última década para hacer frente a los requisitos críticos de rendimiento. Ahora la industria está añadiendo un nuevo nivel en el extremo opuesto del espectro de temperaturas de datos, al que se refiere a menudo como almacenamiento de “Tier 3” (o nivel 3).

El almacenamiento en frío es la práctica de crear un nuevo nivel de información importante al que no se accede con frecuencia durante largos períodos de tiempo, y que puede incluir datos estructurados, no estructurados, o semiestructurados cuyo valor no tiene un tiempo determinado y para los cuales es incierto el tiempo de recuperación. Como resultado, los tiempos de recuperación de datos pueden ser flexibles, en comparación con la velocidad a la que necesitan ser recuperados los datos “calientes”.  En última instancia, con la infraestructura y dispositivos de almacenamiento de datos fríos construidos expresamente para esa función y a un costo optimizado, los departamentos de TI pueden entregar los datos en un tiempo de archivo y de recuperación mucho mejor que sobrepase las posibilidades de las bibliotecas monolíticas de cintas, y utilizando soluciones de almacenamiento basadas en discos duros normales que se usan con frecuencia y están preparados para brindar el máximo valor en su aplicación y ahorros significativos en el costo del almacenamiento.

Fuente y foto: WD

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *