El ascenso de Lenovo hacia el pináculo tecnológico

Gracias por Compartir

Lenovo Group Ltd. pasó de ser una pequeña empresa financiada por el gobierno chino en los años 80 a convertirse en una poderosa corporación global que el año pasado lideró la lista de fabricantes de computadoras personales de todo el mundo.

Con su plan de pagar US$2.910 millones por Motorola Mobility, el negocio de teléfonos poco rentable de Google Inc., Lenovo está haciendo una apuesta arriesgada a que puede recrear el éxito que ha tenido con las PC en el mercado de teléfonos inteligentes.

El acuerdo representa uno de los pasos más audaces hasta el momento en la evolución de Lenovo, que comenzó a operar desde una pequeña casa en Beijing, distribuyendo computadoras fabricadas en el extranjero a hogares chinos.

Hasta ahora, la empresa ha forjado su éxito principalmente en base a una capacidad despiadada para reducir costos, al fabricar internamente todas sus computadoras. En el proceso, se ganó una reputación en el extranjero como una marca sólida y confiable. La compra en 2005 del negocio de PC de International Business Machines Corp. (IBM) ayudó a Lenovo a establecer su credibilidad a nivel mundial, aunque muchos de sus mayores avances en materia de ventas se han producido con clientes corporativos o en mercados emergentes.

No obstante, la compra de Motorola lleva a Lenovo a adentrarse más en el mundo de los teléfonos inteligentes, conocido por sus compradores exigentes y pendientes de las marcas. En ese segmento, el fabricante chino se enfrentará con Apple Inc. y Samsung Electronics Co., los líderes del mercado y dos de las marcas de consumo más reconocidas del mundo.

Además, Lenovo llevará su batalla a Estados Unidos, lejos de su tierra natal, donde aún disfruta de cierta ventaja por ser una empresa local. China representó 41% de sus US$18.560 millones en ventas durante los seis meses que terminaron el 30 de septiembre de 2013, las cifras disponibles más recientes.

Foto y Fuente: lanación

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *