El comercio electrónico creció un 39% en América Latina y el Caribe

Gracias por Compartir

En el marco del e-commerce day México, se presentó el estudio: Comercio Electrónico en América Latina, comisionado por Visa. El estudio reveló que el comercio electrónico creció un 39.2% en la región América Latina y el Caribe, alcanzando USD $21,800 millones a pesar de la desaceleración en el sector financiero global. Varios factores impulsores contribuyeron al crecimiento del comercio electrónico en la región, incluyendo cambios en el comportamiento, percepción y demanda de los consumidores; una mayor penetración de los computadores y la tecnología de banda ancha; las mejoras en la seguridad en línea; la expansión de industrias clave como los viajes y el turismo, y la adición de comercios de gran escala, particularmente en Brasil. Se predice que la región experimentará un aumento de un 58% en el comercio electrónico para fines del 2011, alcanzando un volumen de más de USD 34,500 millones.

“Como líder en la industria de pagos mundial, Visa está dedicada a desarrollar productos y servicios innovadores y a establecer nuevas alianzas para servir mejor a nuestros clientes y continuar facilitando el crecimiento del comercio electrónico a nivel regional y global”, señaló José María Ayuso, Director de Productos de Visa para América Latina y el Caribe. “Visa continuamente busca impulsar iniciativas para reemplazar el efectivo y los cheques con pagos electrónicos más eficientes y seguros, y el canal de comercio electrónico ofrece un ambiente perfecto para apalancar los beneficios que generan nuestros productos y entregar más valor a nuestros tarjetahabientes”, agregó Ayuso.

Entre el 2007 y el 2009, las compras electrónicas (“e-Spending”[1]) aumentaron en un 106% en la región. Los países que impulsan este mayor crecimiento incluyen Brasil, donde se registró un crecimiento de un 170%, seguido por México, que registró un 91% de crecimiento; Argentina con un 67%, y Chile con un 49% durante el mismo período. En relación a la participación de los mercados de América Latina en el comercio electrónico, Brasil es el mayor impulsor, abarcando un 61% del consumo total en línea en la región, seguido por México con un 12% y Chile con un 5%.

Si bien este canal no ha alcanzado aún su plena madurez en América Latina y el Caribe, sí experimentó un incremento de un 49% en el 2009, representando un 0.52% del PIB de la región. Los mercados más maduros de la región en relación con el porcentaje que el comercio electrónico contribuye a su PIB, incluyen Brasil con un 0.84% y Chile con un 0.64%.

Factores que impulsan el crecimiento del comercio electrónico.
Diversos tipos de factores han propagado un mayor crecimiento del comercio electrónico en los últimos dos años: económicos, de comportamiento y tecnológicos.

  • Penetración de los computadores y la tecnología de banda ancha – A nivel tecnológico, el mayor acceso a Internet y penetración de la tecnología de banda ancha contribuyeron al crecimiento de este canal. Hacia finales del 2009 había en la región más de 181 millones de usuarios de Internet y 38 millones de ellos tenían acceso a conexiones de banda ancha. Las conexiones más rápidas facilitan las compras en línea, ya que constituyen una forma más fácil y conveniente de comprar bienes y servicios a nivel regional e internacional.
  • Las tarjetas de pago ofrecen más seguridad en línea – Muchos emisores y comercios han hecho las transacciones en línea más seguras para sus clientes. La percepción de seguridad y confianza del consumidor que se asocia con el procesamiento de transacciones en línea con las tarjetas de pago electrónico ha mejorado considerablemente a lo largo de los años, abriendo el camino para que más consumidores se muevan hacia las compras en línea. El estudio indicó que un 88% de los consumidores encuestados preferían las tarjetas de pago electrónico al efectivo, los cheques y las transferencias bancarias al comprar en línea, debido a la mayor seguridad y conveniencia que las tarjetas brindan. Además, más de un 72% de los encuestados en el estudio perciben los niveles de seguridad en línea como altos o muy altos.
  • Adición de comercios de gran escala – A medida que más compañías reconocen la gran oportunidad de negocio que el comercio electrónico les representa, han modificado sus modelos o implementado nuevos y avanzados modelos de negocio en línea adaptados para satisfacer necesidades específicas de los consumidores, los cuales han expandido el número de sus transacciones en línea a nivel local y regional. A medida que los comercios de gran escala continúen introduciendo ofertas cada vez más sofisticadas, contribuirán al continuo crecimiento del volumen de transacciones en línea.
  • Las prometedoras perspectivas del comercio electrónico en Brasil – Brasil se ha beneficiado específicamente de la entrada de grandes cadenas minoristas como Wal-Mart y Casas Bahia en el canal. La introducción de estos gigantes del comercio con sus mayores inversiones en tecnología y logística, aunada a los 4.4 millones adicionales de usuarios de Internet en el país, han contribuido al rápido crecimiento que se ha experimentado en Brasil, donde se registraron más de USD 13,000 millones en el 2009. Esta cifra representa un 61% del consumo total de comercio electrónico en la región.
  • Crecimiento de la industria del turismo – La industria turística, por sí sola, impulsa una gran parte del comercio electrónico en la región, particularmente los hoteles y aerolíneas. En los últimos años diversos jugadores han comenzado a ofrecer promociones exclusivas altamente competitivas que sólo están disponibles en su sitio Web, las cuales impulsan más ventas directas y tráfico a través de Internet. Muchas pequeñas y medianas empresas en la industria turística también han comenzado a calcar las estrategias de comercio electrónico de compañías más grandes, ajustándolas a sus propias necesidades, y las han implementado con éxito para impulsar las ventas en línea.
  • Compras a través de fronteras – Más recientemente se ha observado una creciente tendencia entre los consumidores de la región que, a pesar de los costos de envío más altos, realizan en comercios a nivel internacional compras en línea de productos que no encuentran en su mercado. Esta tendencia específica también ha cambiado la forma en que muchos inmigrantes residentes en Estados Unidos están enviado remesas a la región, optando por comprar en un sitio de comercio electrónico en el mercado donde residen sus familiares, en lugar de enviarles dinero en efectivo. En México solamente, un tercio de las transacciones de comercio electrónico del país ocurren como resultado directo de las compras a través de fronteras debido a su cercanía a Estados Unidos.

El comercio electrónico es un medio en el cual tanto las grandes compañías como las pequeñas y medianas empresas pueden florecer, debido al gran potencial que ofrece para acceder a nuevos mercados y llegar a más clientes. Este canal ha permitido a pequeñas compañías que solían operar en forma bastante informal integrarse a una plataforma más autorizada para hacer negocios.

Resulta claro que existe una oportunidad de crecimiento en el canal de comercio electrónico en la región América Latina y el Caribe. En el 2009, Visa Inc. reportó un crecimiento de un 42% en el volumen de pagos de comercio electrónico en la región, los cuales ascendieron a USD 10,000 millones.

Como parte de su estrategia de comercio electrónico, Visa adquirió recientemente CyberSource Corporation, un proveedor líder de soluciones de pago electrónico, administración de riesgo y seguridad de pagos, y ha establecido alianzas en todos los mercados de América Latina y el Caribe a fin de facilitar el comercio electrónico y fomentar su crecimiento en la región. Visa entiende que las mayores inversiones en tecnología, plataformas, productos y servicios son necesarias para que el comercio electrónico en la región crezca y florezca. Por ello está dando los pasos apropiados para atender estos retos regionales específicos.

Fuente: Diario Ti.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *