La “omni-canalidad” se apodera de la logística y mensajería en el Ecuador

Gracias por Compartir

El 40.3% de ecuatorianos tiene acceso a internet y, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en el país se mueven alrededor de 540 millones de dólares al año en transacciones de comercio electrónico por parte de más del 17% de empresas del mercado nacional, una muestra de la importancia que adquiere año tras año el canal de ventas online. Junto a esto, se suma la aparición de oportunidades y retos para las compañías de transporte y couriers, tomando en cuenta que existen de 10 a 15 nuevas compañías relacionadas con el e-commerce, además de las grandes retailers que se han embarcado en este mundo de ventas en línea.

En Ecuador, alrededor de 400.000 personas compran mensualmente en línea en portales nacionales e internacionales y el crecimiento porcentual de esta actividad se ve reflejado en un 20% a 30%, un ejemplo es la empresa YaEstá.com. “La tienda realiza envíos de 150 a 250 pedidos diarios a todo el Ecuador, cuando en 2014 realizaba alrededor de 10 envíos por día. Esto quiere decir, que la demanda por el servicio de paquetería incrementará de forma positiva en los próximos cinco años de la mano del e-commerce”, asegura Alejandro Freund, CEO & Co – Fundador de YaEstá.com.

La media de pedidos despachados por las empresas de mensajería en el país es de 300 paquetes diarios en el rango de hasta 5kg con un precio entre 2 a 6 dólares. El 60% de estas compañías ya trabajan con pedidos en línea, el otro 40% no lo hace aún, principalmente por temas de tecnología. Este porcentaje deberá adaptar su oferta de valor hacia las compañías de e-commerce, adaptando la “omni-canalidad” (usar todos los canales de recepción de pedidos y envío, concentrándose en el estilo de vida y requisitos del cliente) a sus sistemas de logística y al mismo tiempo trabajando de manera conjunta en establecer alianzas que impulsen la industria y el desarrollo económico del país.

El especialista en campos inteligentes, logística y comercio internacional, Ricardo Moreno comenta que “La tienda virtual debe tener el 20% de sus ventas más recurrentes en su centro de distribución, y el 80% funciona bajo el pedido a los proveedores”, seguido de diferentes variables que aportan a este proceso como son: las notificaciones que mantienen al cliente informado, los seguros por correspondencia y el empaque acompañado de la imagen de la empresa. Pero el enganche está en cumplir la promesa de entrega en el lugar solicitado y en el tiempo asignado. De esta manera, tanto empresas de venta como de mensajería, deben tener en cuenta algunas consideraciones en la cadena de distribución de sus productos: el pedido, el despacho, la entrega y devolución. Esto para potenciar la eficiencia y el desempeño, en vista de lograr una experiencia satisfactoria del consumidor.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *