Potenciar el negocio a través del comercio electrónico

Gracias por Compartir

En Ecuador el comercio electrónico se posiciona como una opción más de canales de comercialización. Durante el 2016, el total de facturación de comercio electrónico fue de 400 millones de dólares y una aceptación del 75% dentro de las 500 empresas más grandes del país.

José Sáenz, consultor de comercio electrónico de la empresa eConsuting360 y director de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico, tiene una expectativa que en el 2017 se alcanzaría un crecimiento en ventas del 25% más en relación al 2016.

“Llevar al negocio al comercio electrónico significa alcanzar ventajas competitivas y alcanzar ventas de hasta el 5 por ciento de la facturación de una empresa”, comenta Sáenz.

Para participar de un negocio digital las empresas tienen la opción de desarrollar su propia plataforma de comercio electrónico a través de sus departamentos de tecnología o implementar una solución ya disponible en el mercado, pero además, utilizar los denominados Marketplace, PM, sitios diseñados tecnológicamente para reunir la oferta de productos y compradores.

Para adoptar comercio electrónico, las organizaciones requieren de capacitación al personal para lograr utilizar al máximo el potencial de las herramientas de negocio en línea y en primera instancia de que el CIO o CTO transmita el “how know” de las mismas de manera que se alcance los mejores resultados de productividad. Pero a la vez, en el proceso involucrar sobre todo a los departamentos de marketing y comercialización quienes tienen la responsabilidad de ejecutar las estrategias para el comercio electrónico.

Estructura organizacional para el comercio electrónico

1.- Plataforma tecnológica

2.- José Sáenz sugiere la creación de un departamento de comercio electrónico con su propia estructura compuesta por:

  • Gerente de comercio electrónico quien diseña la estrategia, analiza el uso de canales y herramientas para dar tracción al comercio electrónico
  • Un CMO o Campaign Manager para la ejecución de la estrategia, definición de la pauta e inversión de los canales digitales, posicionamiento y visibilización.
  • Personal necesario para manejar y actualizar cada uno de los ítems de productos que se suben y comercializan en línea.

Aunque esta estructura sería óptima en una organización, Sáenz menciona que podría diseñarse procesos para hacerlo en modalidad outsourcing y encargarla a una empresa externa.

 

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *