SAP, condenada a pagar 1.300 millones de dólares a Oracle

Oracle ha emergido ganador de la batalla que mantenía con SAP por cuestiones de copyright: Un jurado le ha dado la razón y ha condenado a SAP a pagar 1.300 millones de dólares, 976 millones de euros, a la compañía estadounidense.

La indemnización será la más alta que jamás ha condenado a pagar un jurado popular a una empresa por cuestiones de respeto de la propiedad intelectual, según los registros de Bloomberg. Según la información de Oracle, la penalización es la mayor que ha tenido que afrontar jamás una compañía en piratería en software.

“Durante más de tres años, SAP robó miles de copias de software de Oracle y después las revendió con los servicios relacionados a los propios clientes de Oracle”, ha declarado tras la sentencia la copresidenta de Oracle, Safra Catz, en un comunicado público. Según había acusado Oracle, TomorrowNow, una filial de SAP en Estados Unidos, accedía a los programas de la compañía, haciendo después negocio con ello.

“Justo antes de que el juicio comenzase, SAP admitió su culpa, lo que ha dejado claro el juicio es que muchos de los ejecutivos senior de SAP eran conscientes de lo que sucedía desde el principio”, añade Cartz. “La seña de identidad de una compañía líder es como afronta sus errores”, señala por su parte SAP en un comunicado.

“Como quedó claro en la corte, lamentamos las acciones de TomorrowNow, aceptamos la responsabilidad y hemos estado dispuestos a compensar justamente a Oracle”, apunta la firma, aunque también señala que están “por supuesto, disconformes con el veredicto”. SAP va a apelar y a seguir todos los cauces posibles para luchar contra la sentencia. “Esperamos que el asunto se pueda resolver apropiadamente sin más años de litigio”, afirma SAP en el mismo comunicado.

Aunque la cantidad está por debajo de los 1.700 millones de dólares que Oracle reclamaba, está muy por encima de lo que SAP estaba dispuesto a pagar.

Fuente: Silicon News.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here