La revolución industrial obliga a las empresas a diversificar sus mercados

Gracias por Compartir

La innovación tecnológica ha revolucionado el mundo de las industrias, obligandolas a cambiar su enfoque al momento de definir el mercado en el que se desenvuelven. La tendencia es que las empresas implementen un modelo de negocio orientado a la entrega de valor, en lugar de concebir a la compañía como un proveedor de productos o servicios específicos.

Este fenómeno nace a partir de lo que se ha denominado un nuevo “orden industrial”. Según el reporte The Future of Industries: Bringing Down the Walls, la mayoría de las empresas no podrán quedarse únicamente en sus ámbitos de operación tradicionales, ya que para poder competir deberán salir de sus zonas de confort.

Los directivos de grandes compañías son conscientes de esta nueva era. El 56% de los CEOs cree que un actor importante de otra industria migrará para operar en su industria, mientras que el 60% espera que un nuevo competidor no tradicional y con foco tecnológico incursione en su industria.

Como resultado, se espera que en los próximos 10 años este proceso sea más vertiginoso, ocasionando que las fronteras entre proveedores, productores y clientes desaparezcan.

En la actualidad, estos cambios ya son evidentes. La industria de las telecomunicaciones, por ejemplo, se focalizaba en la transmisión de datos y las llamadas telefónicas, pero ahora las compañías de este sector ofrecen también contenidos de entretenimiento. Similar es el caso de la industria financiera, que se ha visto afectado por la incursión de intermediarios, como las billeteras electrónicas.

Para saber si su empresa está preparada para afrontar los cambios que depara la revolución industrial, es recomendable plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Ha logrado migrar hacia un enfoque basado en la entrega de valor/satisfacción de necesidades o sigue estancado en una mentalidad de entrega de productos?
  • ¿Qué ha hecho para evitar que su negocio se vuelva un commodity?
  • ¿Se encuentra liderando el cambio tecnológico?
  • ¿Tiene el sentido de urgencia necesario?
Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *