Intel y AMD evolucionan para competir con ARM en movilidad

Gracias por Compartir

Hace algunos días analistas como Gartner e IDC coincidían en afirmar que las ventas de ordenadores durante el último cuarto habían sido bastante pobres, produciéndose la primera caída con respecto al mismo periodo del año anterior por primera vez en seis trimestres. En parte, la caída de la demanda se debe a la creciente popularidad de los Tablet PC, con el iPad 2 a la cabeza. Otro de los motivos ha sido, según IDC, la extensión del ciclo de vida de los ordenadores. Para la analista, los usuarios no están encontrando nuevas experiencias a la hora de decantarse por un nuevo equipo, por lo que sus ojos no están puestos en este tipo de adquisiciones.

Son detalles que los dos fabricantes de microprocesadores más importantes están teniendo en cuenta, por lo que durante los últimos meses han modificado visiblemente sus estrategias para dirigirse a los segmentos que sí están creciendo, como es el caso de los smartphones y Tablet PC. Son conscientes de que durante los próximos años serán los grandes líderes del segmento tecnológico y su objetivo no es otro que competir frontalmente con ARM, quién hasta ahora lleva la voz cantante junto a Qualcomm, Texas instruments, Samsung o Nvidia. Intel y AMD quieren entrar, por tanto, en un mercado que moverá casi 300 millones de Tablet PC y 850 millones de smartphones en el año 2015.

Intel desveló durante el pasado 11 de abril su nuevo diseño Atom Z670, con nombre en clave ‘Oak Trail’. Esta nueva generación de chips, con tecnología de fabricación de 45 nanómetros y un 60% más pequeño que la anterior generación de Atom, se ha diseñado para gobernar tabletas gracias a su mayor eficacia a la hora de gestionar el consumo energético. Sin embargo, el gran avance se producirá con la llegada de ‘Cedar Trail’, la siguiente iteración de Intel con tecnología de fabricación de 32 nanómetros prevista para comienzos del año que viene.

En total, Intel espera que existan en el mercado más de 35 dispositivos gobernados por procesadores ‘Oak Trail’ durante los próximos meses gracias a acuerdos con fabricantes de la talla de Lenovo, Fujitsu, etc.

Por su parte, AMD ha sido hasta ahora mucho menos agresivo en este mercado, pero la salida de su CEO Dirk Meyer en enero supone, entre otras cosas, que el segundo fabricante de microprocesadores de un giro de 180 grados con respecto a sus planes para el segmento de tabletas, más aún teniendo en cuenta que sus diseños APU, que combinan procesador y gráficos en la misma pastilla, son ideales para estos dispositivos. La generación de procesadores ‘Brazos’ así lo confirma.

Sin embargo, los analistas destacan que aún tendrán que pasar algunos años hasta que ARM vea peligrar su hegemonía ya que la eficiencia energética de la que gozan sus diseños seguirá marcando diferencias.

Fuente: eWEEK.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *