Los usuarios de Internet móvil en América Latina crecerán un 50% para el 2020

El número de personas que utilizan sus dispositivos móviles para acceder a internet en América Latina crecerá un 50 por ciento para fines de esta década, revela un nuevo estudio de la GSMA denominado La Economía Móvil: América Latina 2016, en donde  se pronostica que para 2020, la región sumará 150 millones de nuevos suscriptores a internet móvil, alcanzando así un total de 450 millones. Este aumento impulsará el crecimiento económico, la innovación y la inclusión digital.

“El acelerado crecimiento del número de suscriptores de internet móvil experimentado en América Latina en los últimos años ha contribuido al desarrollo de una ‘economía de aplicaciones’ para las industrias de contenido y comercio móvil, a la vez que ha estimulado un entorno local próspero para las start-ups”, dijo Mats Granryd, Director General de la GSMA. “En gran parte, esto se debe a que los operadores móviles locales han impulsado con éxito la migración de los suscriptores hacia los smartphones y las redes de banda ancha móvil, a pesar de tener que enfrentar, al mismo tiempo, cada vez mayores presiones competitivas y regulatorias en varios mercados de la región”.

La segunda región de más rápido crecimiento móvil en el mundo

Latinoamérica experimentará un sólido crecimiento en la cantidad de usuarios durante el resto de la presente década, a medida que mercados grandes como Brasil, Colombia, México y Perú agregan millones de suscriptores nuevos a su base de usuarios.

El total de suscriptores móviles únicos en la región se pronostica que crecerá de 414 millones a fines de 2015 hasta los 524 millones para 2020. Esto convertirá a América Latina en la segunda región de más rápido crecimiento global durante el período, después de África subsahariana.

Se prevé que la penetración de suscriptores móviles aumentará del 65 por ciento de la población regional en 2015 a 78 por ciento en 2020. Sin embargo, los niveles de penetración varían ampliamente en la región, con países como Cuba que hoy cuenta con una muy baja penetración (28 por ciento), y otros como Argentina, Chile y Uruguay, cuya penetración es superior al 90 por ciento.

El aumento en la adopción de smartphones en América Latina se ha acelerado en los últimos años: a fines de 2015 representaba la mitad de las conexiones regionales.. Se espera que se sumen 262 millones de conexiones de smartphones en la región para fines de la década. La adopción continúa siendo estimulada por la caída de los precios de los smartphones y la cada vez más extensa disponibilidad de terminales de gama media y baja. Los smartphones también están impulsando la migración a las redes de banda ancha móvil 3G y 4G.

Las continuas inversiones en redes 4G por parte de los operadores generaron que hoy la cobertura 4G alcance al 60 por ciento de los latinoamericanos y se espera que llegue al 80 por ciento para el próximo año.

El aporte de la industria móvil al PIB, el empleo y el financiamiento público

El uso de las tecnologías y servicios móviles en toda América Latina y el Caribe generó USD 255.000 millones en valor económico, equivalente al 5 por ciento del PIB de la región. Se espera que este aporte ascienda a más de USD 315.000 millones para 2020 o 5,5 por ciento del PIB. El ecosistema móvil regional generó alrededor de 1,9 millones de empleos durante 2015 y contribuyó USD 40.000 millones al financiamiento público en concepto de tributación general. Esta contribución no incluye los ingresos recaudados por los gobiernos a través de las subastas de espectro, los cuales alcanzaron los USD 450 millones en 2015. La inversión total de los operadores móviles de la región será de más de USD 76.000 millones en CAPEX entre 2016 y 2020.

“El nuevo reporte de la GSMA destaca el valioso aporte socioeconómico de la industria móvil a los mercados de América Latina, el cual estimula el círculo virtuoso que reduce la pobreza, mejora la infraestructura y los servicios, e incrementa aún más el acceso y uso de internet”, añadió Granryd. “Para continuar con este crecimiento, la industria móvil y los gobiernos deben trabajar en forma conjunta para derribar las barreras que representan un obstáculo para la inclusión digital en las áreas de cobertura, asequibilidad, aptitudes digitales y disponibilidad de contenido local relevante.”

Granryd continuó: “El próximo desafío estará en la modernización de los marcos regulatorios existentes para facilitar el crecimiento de los servicios móviles futuros, promover la inversión de la industria y maximizar las oportunidades futuras que generará el ecosistema digital en beneficio de las economías latinoamericanas. El desarrollo de estos nuevos ecosistemas está impulsado por las pequeñas y medianas empresas locales, las cuales requieren de una mayor conectividad para desarrollar el contenido, las aplicaciones y las soluciones de valor agregado que están transformando las vidas de los usuarios y las empresas en toda la región.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here