EE.UU. limita acceso a su base de datos

Gracias por Compartir

El Departamento de Estado “cortó temporalmente” una de sus bases de datos de una red militar clasificada como parte de sus esfuerzos para evitar otra filtración masiva de cables diplomáticos, informó el portavoz del departamento de Estado, Philip Crowley, a periodistas.

La medida fue tomada luego de que el  sitio de Internet WikiLeaks empezara  a divulgar,  desde el pasado  domingo, más de 250.000 documentos confidenciales o clasificados plagados de detalles comprometedores sobre intercambios diplomáticos.

El vocero norteamericano se negó a identificar la red cortada, pero un alto funcionario informó  más tarde que se trataba de la red militar SIPRNet, o Secret Internet Protocol Router Network.

WikiLeaks denunció, por su parte, que sufrió ayer ataques cibernéticos y, a su vez,  anunció que dará a conocer nuevas revelaciones comprometedoras, entre ellas documentos referidos al delicado papel de Estados Unidos en Taiwán.

El diario El País, uno de los diarios que tuvo acceso a los documentos revelados por  WikiLeaks,  publicó ayer que  Estados Unidos presionó a España para frenar o boicotear causas judiciales abiertas  contra políticos y militares norteamericanos.

Según el periódico, la embajada norteamericana en Madrid desplegó fuertes recursos ante el Gobierno y las autoridades judiciales españolas para obtener el sobreseimiento en al menos tres procesos contra militares estadounidenses. En concreto, la diplomacia de Washington utilizó a fiscales y altos cargos del país ibérico para interferir en las pesquisas por el caso Couso, los vuelos de la CIA y las torturas en Guantánamo, afirma el matutino.

La ministra de Exteriores de España, Trinidad Jiménez, salió al paso de estas revelaciones y  negó ayer que la Fiscalía del Estado o el Gobierno sufrieran presiones de Estados Unidos para obstaculizar procesos judiciales o que España recibiera dinero para acoger presos de Guantánamo, como afirman algunos documentos filtrados por la mencionada página web.

El embajador estadounidense en España, Alan Solomont, afirmó, por su parte, que  confía en que las filtraciones de documentos secretos por  WikiLeaks “no dañarán las excelentes relaciones entre España y EE.UU”.

Otro  documento filtrado por WikiLeaks de la embajada estadounidense en Brasilia reveló que el presidente de Bolivia, Evo Morales, tiene o habría tenido un tumor nasal, información que fue desmentida ayer por el Gobierno boliviano.

En declaraciones a radio Erbol, el portavoz  presidencial, Iván Canelas, negó que Morales haya tenido el tumor y que ese fuera el motivo por el que se operó la nariz en febrero de 2009.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó ayer  como insignificante, en relación a Brasil, el contenido de los cables de diplomáticos estadounidenses divulgados por el portal WikiLeaks.

“De vez en cuando aparecen esas cosas. Yo creo que las cosas que vi sobre Brasil son tan insignificantes que no merecen ser tomadas en serio”, afirmó el Mandatario brasileño,  tras visitar las obras de una hidroeléctrica en el estado amazónico de Maranhao.

En los  documentos revelados por el portal WikiLeaks, el Departamento de Estado norteamericano afirmó que Brasil oculta la detención de “presuntos terroristas” para evitar así llamar la atención de los medios.

Patiño considera legítima la invitación.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, estimó ayer legítima la decisión de su país de invitar  al fundador del sitio de Internet WikiLeaks, Julian Assange, para que exponga los documentos secretos de Estados Unidos que involucran a Latinoamérica.

“Creo que es legítimo por parte de un Gobierno y de un pueblo como el ecuatoriano saber qué es lo que ha pasado en relación con nuestro país, qué información importante podemos tener”,  expresó  el Ministro de Relaciones Exteriores en una entrevista al canal  GamaTV.

El funcionario    indicó que a Quito le interesa conocer las “acciones que pudieran haber tenido, legítima o ilegítimamente”, funcionarios o miembros de la derecha de la sociedad norteamericana en relación con las naciones del continente.

El Ministro de Relaciones Exteriores reiteró que  Ecuador quiere invitar al australiano  Julian Assange para conocer, en principio,  la información de primera mano, y luego evaluará la cuestión de un permiso de residencia.

Fuente: CONATEL.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *