Marcas de lujo pierden visitas ante falsificadores

Gracias por Compartir

MarkMonitor acaba de publicar una edición especial de su Índice Brandjacking centrada en los abusos que sufren las marcas de lujo. El informe revela como los presuntos falsificadores atraen al menos 120 millones de visitas anuales a sus sitios webs de comercio electrónico. Esta cifra representa casi la mitad del tráfico generado por las páginas legales de las marcas de lujo estudiadas.

Para realizar el informe, MarkMonitor ha analizado los datos públicos de cinco marcas de lujo líderes a nivel mundial utilizando avanzados algoritmos de su propiedad. Los datos muestran como los estafadores interceptaron grandes cantidades de tráfico en la búsqueda de las marcas de lujo, burlando las técnicas de marketing legales que se aplican a los motores de búsqueda.

“Los estafadores son vendedores online expertos y se muestran extremadamente eficaces a la hora de generar altos volúmenes de tráfico”, explica Frederick Felman, Director de Marketing de MarkMonitor. “Estos delincuentes hacen caso omiso de las normas de conducta profesional y han creado un ecosistema online de alta visibilidad que se especializa en conductas delictivas y en el fraude”.

Los estafadores utilizan conocidas técnicas de marketing aplicadas a los motores de búsqueda de Internet, que incluyen la ciber-ocupación, la SEO de Sombrero Negro y las estafas de pago por click en los buscadores. Esta actividad fraudulenta supone para las marcas legales un aumento en los costes de sus campañas de marketing interactivas y la pérdida de tráfico en Internet. La ciber-ocupación sigue siendo un método popular para interceptar el tráfico de los defraudadores online. Estos utilizan más de 1.100 sitios que contienen en el nombre de dominio una de las marcas de las cinco firmas de lujo estudiadas, a través de ellos dirigen la navegación directa y optimizan los rankings de SEO. Los estafadores también invierten en publicidad, Mark Monitor ha detectado más de 50 distribuidores sospechosos que habían comprado palabras clave de alguna de las cinco marcas de lujo para atraer tráfico a sus páginas web usando motores de búsqueda de pago.

Además de las técnicas de marketing y promoción online utilizadas por los ciber-delicuentes en el sector del lujo, la edición especial del índice Brandjacking también ha examinado los canales de distribución sospechosos de comercio electrónico, identificando casi 6.700 presuntos falsos vendedores de las cinco marcas objeto del análisis.

Los sitios web de comercio al por mayor han resultado ser el canal más popular para realizar actividades fraudulentas, con cerca de 4.000 proveedores que han generado 12.000 listados en 12 portales B2B. Estos falsos vendedores anuncian una capacidad de fabricación de miles de unidades al año, incluso algunos de ellos ofrecen más de un millón de artículos.

El estudio también ha identificado más de 1.400 distribuidores sospechosos de falsificación, que generan casi 3.600 anuncios en 10 portales B2C, incluyendo portales de subastas y de anuncios clasificados; además de 1.200 sitios de comercio electrónico, en los que se ofrecen productos de dudosa procedencia.

Fuente: MarkMonitor.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *