Presentan lista de precauciones para uso de iPad en empresas

Gracias por Compartir

Al utilizar administración de movilidad empresarial, el colaborador del Centro de Conocimientos (Knowledge Center), Mark Shull, explica a continuación cómo puede integrar con éxito y sin problemas el iPad de Apple en su empresa.

Hoy en día, las empresas tienen la intención de movilizar las aplicaciones comerciales para aumentar la productividad, impulsar el crecimiento general y mejorar la satisfacción de los clientes; en definitiva, mejorar el rendimiento comercial. Con el lanzamiento del iPad, Apple ha ayudado a acelerar cuando la empresa movilice aplicaciones de líneas de negocios, como inteligencia empresarial, automatización de la fuerza de ventas (SFA), punto de venta y uso compartido de documento, etc.

Sin embargo, antes de que TI corporativo pueda comenzar a lanzar el iPad, hay cinco fundamentos básicos necesarios para que una organización tenga éxito con sus iniciativas de movilización de aplicaciones. Estos fundamentos son seguridad, conectividad, personalización, integración y escala. A continuación, detallaré la forma en que la empresa puede utilizar las plataformas de administración de movilidad empresarial (EMM) para abordar estos requisitos básicos.

Seguridad. Las empresas deben proteger los datos corporativos en dispositivos, como el iPad, incluidos datos de aplicaciones empresariales, credenciales de usuario, credenciales compartidas, correo electrónico e información personal. Para cumplir este requisito, las organizaciones se pueden basar en plataformas EMM para reducir los riesgos asociados con infracciones a regulaciones como la Ley de transferibilidad y responsabilidad de seguros médicos (HIPAA, por sus siglas en inglés), la Ley Sarbanes-Oxley y la Ley federal de la administración de la seguridad de la información de 2002 (FISMA, por sus siglas en inglés), y exigir el cumplimiento con las políticas corporativas de seguridad de TI.

Al seleccionar una plataforma EMM, busque una cuya arquitectura aproveche la seguridad nativa (por ejemplo, PIN y contraseña, encriptación y eliminación local y remota) y funciones de administración incorporadas en los dispositivos móviles de clase empresarial. Al configurar correctamente los dispositivos móviles, como el iPad, para conectarse a una infraestructura de TI existente, los servicios de datos se pueden entregar mientras se maximiza la inversión en infraestructura, y ofrecer la mejor experiencia posible a los usuarios.

Al seguir esta arquitectura, TI puede proporcionar los controles de seguridad necesarios y continuar perfectamente integrada y discreta para los usuarios. Además, lo anterior no afecta negativamente el funcionamiento del dispositivo, la vida de la batería ni los beneficios de productividad del iPad.

Conectividad. Las aplicaciones móviles son más potentes cuando se pueden conectar de manera eficiente a los servicios de datos de back-end. Dispositivos como el iPad son poderosas herramientas de productividad, en parte debido a que proporcionan una serie de opciones de conectividad. Adicionalmente, los dispositivos de clase empresarial ofrecen capacidades VPN potentes que, al combinarse con la conectividad inalámbrica, proporcionan acceso remoto seguro a los datos de la empresa. Estas capacidades de red permitirán un nuevo mundo de aplicaciones orientadas a transacciones, además de la importante aplicación de correo electrónico de la empresa que cuenta con un buen apoyo.

Al seleccionar una plataforma EMM, busque una que automatice la configuración de WiFi segura, VPN y sincronización de correo electrónico nativo. Al configurar correctamente el iPad para conectarlo a su infraestructura de TI existente, como lo hacen actualmente las computadoras portátiles, los datos y servicios de datos se pueden entregar a estos endpoints, lo cual maximiza las inversiones en infraestructura.

Personalización. En el entorno móvil, como en la computación tradicional, no hay algo que se ajuste a todo. Cada usuario requiere un conjunto de credenciales únicas: nombre de usuario y contraseña y certificado digital (o ambos) para acceder a recursos de red. Los usuarios ubicados en diversos establecimientos o edificios se conectan a puntos de acceso locales inalámbricos. Los usuarios en diferentes regiones geográficas a menudo se conectan a servidores de acceso VPN implementados a nivel regional o servidores de mensajería de front-end. Los usuarios pueden requerir diferentes políticas de seguridad o privilegios de acceso según su función dentro de la organización. Las plataformas EMM permiten a los usuarios del iPad conectarse a los servicios necesarios y a la vez, mantener el nivel de protección de datos que requiere la organización.
Cuando un usuario autorizado conecta el iPad para trabajar, la plataforma EMM tiene recursos de autoservicio fáciles de usar donde el sistema suministra automáticamente al iPad las credenciales únicas del usuario, conecta el iPad a la red y servicios de aplicaciones específicos para el usuario (de acuerdo con la política de seguridad establecida para dicho usuario individual) y asegura todos los datos en el iPad conforme a las políticas pertinentes para la función del usuario dentro de la organización.

Integración.
Las plataformas EMM movilizan la arquitectura de aplicaciones de una empresa al conectar el iPad a aplicaciones de la empresa a través de una infraestructura actual de la organización: sincronización, WiFi, VPN e infraestructura de clave pública (PKI). La plataforma EMM conecta los usuarios móviles, aplicaciones y dispositivos a los servicios de datos a los que deben acceder dichas entidades.

La plataforma EMM se debe integrar plenamente en los sistemas existentes e, idealmente, ser una superposición de software puro. Es decir, ser parte del entorno del centro de datos de TI y estar diseñada para evitar ineficiencias, una escalabilidad deficiente y problemas de interoperabilidad causados por silos de TI cerrados o basados en dispositivos. Las plataformas EMM deben integrarse con Active Directory, Domino Directory, Windows Server, SQL Server, Exchange ActiveSync, Exchange, Lotus Domino, Google Apps y PKI empresarial, reduciendo así el costo total de propiedad al aprovechar las habilidades intrínsecas de la organización de TI.

Escala. Escalar la introducción de aplicaciones comerciales móviles a los usuarios de iPad de una organización es esencialmente importante y desafiante, en especial debido a que la escala permite a la organización mejorar realmente las eficiencias operacionales y el crecimiento general. Como era de esperar, una organización enfrentará desafíos que consumen mucha mano de obra y tiempo al permitir el acceso a datos y la protección de cientos (o incluso miles) de trabajadores de iPad. Este requisito fundamental, escala, puede ser prohibitivo en términos de costos sin las herramientas correctas. Seleccione una plataforma EMM que permita escalar la movilidad a miles de iPad y usuarios móviles, para diversas aplicaciones comerciales, en una red de datos geográficamente dispersa , y que a la vez proteja los datos móviles.

Conclusión.

Sólo después de que una organización de TI ha establecido los requisitos fundamentales de seguridad, conectividad, personalización, integración y escala, será capaz de ofrecer un valor empresarial tangible, aumentar el crecimiento general y mejorar eficiencias operacionales con dispositivos como el iPad.

Al seleccionar la plataforma EMM correcta, la organización de TI puede garantizar la integridad, confidencialidad y autenticidad de todos los datos corporativos, y permitir el acceso seguro y en tiempo real a datos de aplicaciones comerciales y servicios de TI. La organización de TI también puede configurar los iPad de manera adecuada para diferentes usuarios, integrar perfectamente el iPad en la empresa y cumplir todos estos requisitos en una implementación de iPad a gran escala.

Mark Shull se incorporó a McAfee en junio de 2010 a través de la adquisición de Trust Digital. Actualmente, Mark ocupa el cargo de Vicepresidente senior de Seguridad móvil en McAfee. Antes de la adquisición, Mark se desempeñó como CEO de Trust Digital. Mark también ha ocupado cargos senior en VeriSign y se desempeñó como presidente del grupo de servicios de seguridad empresarial. En forma anterior, Mark fue presidente y CEO en MarkMonitor, donde aumentó los ingresos de $1,5 a $30 millones en poco más de tres años. Adicionalmente, como presidente y CEO de Digex, Mark incrementó los ingresos de $22 a $214 millones en poco más de tres años y logró una exitosa salida a la bolsa de $200 millones. Puede comunicarse con él a mark_shull@mcafee.com.

Fuente: Diario Ti.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *