Telefónica orienta sus servicios para transformación digital de las empresas

Gracias por Compartir

Telefónica ha transformado la visión de negocio creando verticales enfocadas en lo digital. Con esta innovación que va muy de la mano de las necesidades de sus clientes, se han segmentado nuevos servicios tanto para corporaciones como para pymes. Soluciones basadas en telemetría y el internet de las cosas (IoT), una gama amplia de servicios en la nube, herramientas para big data y servicios de seguridad informática que abarcan desde hacking ético hasta detección de vulnerabilidades, son algunas de las soluciones que Telefónica dispone para que las empresas adopten tecnología como parte de los procesos hacia la transformación digital.

Conversamos con Federico Cruz Tamariz, Gerente de Desarrollo de Negocios Digitales de Telefónica Ecuador, quien nos dio algunas pautas dentro de este nuevo eje estratégico de negocio, que nos permiten conocer cómo se mueven las empresas ecuatorianas en la adopción de soluciones tecnológicas y la importancia de asumir la seguridad en los procesos digitales.

¿Cuáles son las herramientas que despiertan mayor interés entre las empresas?
Todo depende la industria, pero se destaca el tema de conectividad, movilidad, eficiencias operativas, big data y soluciones en la nube. En ese caso, les brindamos la conectividad pura o les ofrecemos servicios y plataformas de telemetría que van desde una administración inteligente de flotas para saber no solo la ubicación de un camión, sino también determinar si el conductor no está sobrepasando los límites de velocidad o no se salió de la ruta planificada, entre otras posibilidades como la medición de niveles de líquidos en tanques remotos, o el seguimiento de la temperatura adecuada en toda la cadena de frío, o la trazabilidad del inventario. Además, las empresas buscan herramientas de comunicación para garantizar la ubicuidad de las personas, y que su gente pueda, por ejemplo, reunirse sin estar físicamente en un mismo sitio. Todo esto va acompañado de herramientas de seguridad informática y conectividad fija, de almacenamiento en nuestros data centers a nivel mundial, o equipamiento moderno para videoconferencias o salas de reuniones. Cada industria tiene sus necesidades, y nosotros estamos ayudándolas a reinventarse.

 

¿Qué importancia tiene para las empresas la seguridad?

La seguridad es un tema que debería ser prioritario. Más allá de los casos que se han vuelto populares en la actualidad, robos de información, o afectaciones directamente financieras, los riesgos son muy altos. Están en juego la imagen de la empresa, la confianza de sus clientes, la disponibilidad de sus servicios, etc. Hasta ahora las empresas pequeñas y medianas han estado más acostumbradas a comprar equipos solamente, firewalls e infraestructura básica. En la actualidad, la seguridad puede ser contratada en modalidad de servicio. Eso evita el gasto en un equipo costoso al cual hay que darle mantenimiento y que se deprecia. Tampoco es necesario tener un experto en el tema trabajando para la empresa exclusivamente, porque existen plataformas, por ejemplo, de detección de vulnerabilidades, que pueden ser contratadas también en modalidad de servicio. Esto abre otra gama de posibilidades para las empresas que no siempre pueden darse el lujo de protegerse como deberían en la era digital que conlleva a una mayor exposición a riesgos cada vez más relevantes.

¿Cómo los gerentes de IT pueden adoptar un servicio a través de un tercero y realmente sentirse seguros?

Es necesario saber que un tercero debe disponer de los recursos adecuadas para lograr dar el soporte necesario, y eso no solo contempla el software o la infraestructura física, sino también el apoyo de expertos que tengan las certificaciones adecuadas y, sobre todo, la experiencia. Contar con estos especialistas en su nómina le resultaría muy costoso a las empresas. Es por ello que, en muchos casos, la modalidad de servicio se convierte en una opción idónea. Al principio, puede ser que tenga miedo de confiarle un rol tan importante a un tercero, pero el mundo va hacia allá; ahora se impone la modalidad de servicio. No se trata de tercerizar un servicio, sino de contar con un socio estratégico y especializado que vele por ellos. Actualmente, Telefónica cuenta con más de mil personas trabajando a escala global solo en seguridad informática, tanto de manera interna, como para ofrecer nuestros servicios a nuestros clientes. Para nosotros como empresa la seguridad es primordial. Además, tenemos nuestra unidad de seguridad informática, que es Eleven Paths, una empresa que forma parte del grupo Telefónica, que se encarga de desarrollar diferentes soluciones de seguridad informática, y de promover la innovación en esta rama. Reclutamos al mejor talento, y lo ponemos a disposición para nuestros clientes. En Ecuador, una de nuestras verticales de negocio es precisamente Seguridad Informática, y comercializamos infraestructura como servicio, consultorías, entre otras, aunque también vendemos equipamiento de los principales fabricantes a nivel mundial.

¿Cuáles son las nuevas ciberamenazas?

Hay diferentes tipos de amenazas y no solo contemplan el robo de dinero de forma electrónica, sino también el robo de datos de clientes e información valiosa. El momento en que sustraen la data de los clientes se pierde toda credibilidad. Las amenazas más recientes han sido los ataques tipo “malware”, como el famoso “ransomware” WannaCry, mediante el cual los atancantes “secuestran” información y piden un rescate monetario para poder recuperarla. Con la implementación de nuevas tecnologías, en la era digital, la exposición crece, y los atacantes también innovan. En muchos casos, el impacto puede ser mayor que haber perdido unos cuantos millones de dólares frente a los cibercriminales, porque al perder credibilidad se pierde el respeto de los clientes, y éstos te abandonan. Eso significa que la gente deja de creer en la compañía, y el valor de tu empresa se deteriora, afectando consecuentemente el nivel de ventas, el valor en bolsa, la imagen. Es deber de todos a nivel ejecutivo estar al tanto de los riesgos que pueden presentarse, sobre todo porque las nuevas amenazas han cobrado mucha fuerza, tienen una escala mundial, y hay que actuar de forma muy rápida. No sirve de mucho tener un plan de acción post mortem, ya que esa solo sería una reacción, y debemos estar conscientes de las fases previas: prevención, y detección.

 

 

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *