El CIO debe influir en el Directorio y el CEO, para crear valor en la Tecnología

Para que las inversiones de tecnología le generen un valor estratégico a la organización, muchas funciones, además del CIO, deben cumplir papeles importantes en un esquema de gobierno y gestión empresarial de la tecnología de información. En esta ocasión analizaremos los roles del Directorio y del CEO, y cómo el CIO puede influir para que esto roles se cumplan.

El enfoque tecnológico comienza en el Directorio

El Directorio debe asegurarse de que en la organización exista un sistema de Gobierno Empresarial de Tecnología que forme parte fundamental del sistema de Gobierno Corporativo de la empresa. Esto se lleva a cabo:

  • Evaluando y definiendo cuáles son las prioridades de la organización relacionadas a la generación de valor a las partes interesadas (accionistas, socios de negocio, clientes, empleados y otros) a través de la tecnología. La creación de valor se debe traducir en términos de obtención de beneficios, gestión de riesgos y optimización de recursos a través de la tecnología.
  • Orientando a la organización respecto de estas prioridades mediante principios y políticas que definan, entre otros temas importantes, roles y responsabilidades claros sobre la generación de valor.
  • Supervisando que esta orientación no se quede en el papel y se implementen dentro de la organización. Una Auditoría Interna independiente de la gestión (gerencia) a través de auditores especialistas en tecnología, que en lo posible deben estar certificados, apoya de forma importante este rol. Asimismo, un Comité de Tecnología, con un director como miembro permanente, permitirá monitorear periódicamente el cumplimiento de la orientación y recomendar ajustes y mejoras en caso de que se requiera.

Para esto es importante que la tecnología sea parte de la agenda del Directorio y se cuente con uno o varios directores especialistas en gestión tecnológica. Además, constantemente se debe informar a las partes interesadas de la organización el estado de la creación de valor de la tecnología (logro de beneficios, gestión de riesgos, optimización de recursos).

El CEO debe marcar el tono

La Gerencia debe asegurar que, en toda la organización (no solo en el Departamento de Tecnología) se implemente una estructura de catalizadores que aseguren que la orientación dada por el Directorio se haga realidad. Debe promover una visión holística de la gestión tecnológica, es decir que no solo se enfoque a la evaluación e implementación de herramientas, ya que estas, por si mismas, no generan valor a una organización; es decir, debe generar  principios y políticas claros, procesos que logren sus objetivos, estructuras organizacionales con controles establecidos; una cultura, ética y comportamiento alineados a todos los temas críticos prioritarios para la organización, sistemas de información adecuadamente planeados y estructurados; una arquitectura tecnológica bien planificada que le permita a la organización adaptarse a un ambiente empresarial en constante cambio; y personal con las habilidades y competencias acordes a las prioridades organizacionales.

El CEO debe asegurarse que se desarrolle y se gestione un plan estratégico de tecnología organizacional con un portafolio de inversiones alineado y justificado, por casos de negocio, que aseguren la obtención de valor.

El CIO debe influir

En algunas organizaciones los roles mencionados anteriormente no son asumidos, generando desenfoque, inversiones tecnológicas inadecuadamente explotadas y falta de concienciación  sobre temas importantes, como: la gestión de la seguridad de la información, la ciberseguridad, rezago tecnológico y otros. El CIO debe identificar estos puntos débiles, influir y hacer una llamada a la acción, para que tanto el Directorio como el CEO adopten los roles críticos y necesarios para que el sistema estructurado de gobierno empresarial logre sus objetivos.

En tiempos en donde la transformación digital, la seguridad de la información, la ciberseguridad, y otras disciplinas, influenciadas primariamente por tecnología, se han convertido o deben convertirse en una prioridad en la agenda de las empresas, el apoyo y liderazgo de la Alta dirección y la Alta Gerencia es crítico para obtener resultados exitosos. El CIO debe influir y concienciar a la organización para que los roles y responsabilidades de un Sistema de Gobierno Empresarial de Tecnología sean asumidos y lograr que la tecnología genere un valor estratégico en la organización.

Juan Carlos López, CISA, CISM, CGEIT, CRISC, PMP
CEO Exacta Consulting & Training
COBIT 5 Certified Assessor
COBIT 5 Implementer
jclopez@exacta.com.ec

No hay comentarios

Dejar una respuesta