En 2017 aumentarán los dispositivos con aprendizaje automático

Según el estudio denominado  Las predicciones de tecnología, medios y telecomunicaciones (TMT) de Deloitte Global señalan que  para el 2017  más de 300 millones de teléfonos inteligentes tendrán funcionalidades de aprendizaje automático incorporado inclusive sin la necesidad de estar conectados a internet, lo cual alterará significativamente la manera en que los humanos interactúan con la tecnología a lo largo de todas las industrias, mercados y la sociedad.

Sin embargo,  el aprendizaje automático no estará limitado a los teléfonos inteligentes. Se señala que es probable que vayamos a encontrar estas funcionalidades en decenas de millones (o más) de drones, tabletas, automóviles, dispositivos de realidad virtual o aumentada, herramientas médicas, dispositivos del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y nuevas tecnologías nunca antes vistas.

“El aprendizaje automático es fascinante ya que revolucionará la forma en  cómo realizamos tareas simples, tales como traducir contenido, pero también tendrá grandes consecuencias en seguridad y salud que pueden mejorar las sociedades alrededor del mundo”, dijo Paul Sallomi, Líder de Deloitte Global para TMT Industrial. Por ejemplo, el aprendizaje automático móvil es un punto de entrada fuerte para mejorar las respuestas a ayuda en desastres, ayudar a salvar vidas con los vehículos autónomos, y hasta inclinar la balanza contra los ataques cibernéticos».

Otra innovación con el poder de transformar el mundo es el frenado autónomo en los vehículos. La firma Deloitte prevé que para el 2022, sólo en los EE.UU., los accidentes fatales en vehículos automotores habrán disminuido en 6000, un descenso del 16% en el 2017. El mayor factor en esta disminución será probablemente la tecnología de frenado de emergencia automático (AEB). Deloitte Global espera que AEB sea tan ampliamente adoptado, económico y exitoso en salvar vidas que podría incluso reducir la velocidad de la transición hacia vehículos completamente autónomos.

TI como un servicio se vuelve el 35% del gasto en TI.

El estudio de Deloitte Global prevé que para finales del 2018, el gasto en TI como un servicio para data centers, software y servicios va a alcanzar casi US$550 mil millones a nivel mundial, por encima de los US$361 mil millones gastados en el 2016. Aunque los modelos de negocios flexibles con base en el consumo no van a estar en todas partes en el 2018, al llegar a ser un tercio de todo el gasto en TI (35 %), se espera que sobrepasen los 500 mil millones de dólares y que crezcan rápidamente. Este cambio va a comenzar a transformar la manera en que los mercados industriales de TI compran y venden tecnología a lo largo de los diferentes negocios a nivel mundial.

“En el 2017, la tecnología, los medios y las telecomunicaciones van a volverse más móviles. En combinación con funcionalidades más inteligentes y más rápidas, estas innovaciones van a forzar a los negocios, gobiernos y consumidores por igual a evolucionar la manera en que operan y crean oportunidades para una transformación amplia a lo largo de diferentes industrias”, dijo Paul Sallomi, Líder de Deloitte Global para TMT Industrial

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here