Los avances digitales apalancan un crecimiento sostenible en la industria de salud

Gracias por Compartir

Por: Andrés Moreno, Executive Director EY

La industria de salud realiza importantes inversiones en programas digitales, tanto para asegurar su sostenibilidad mediante nuevos modelos de negocio, como para solucionar problemáticas transaccionales que hacen parte del modelo actual.  Cosechar los beneficios de estas inversiones se convierte en el primer punto en la agenda de la industria, especialmente cuando su rutina de innovación está en constante evolución. A continuación presentamos nuestro punto de vista sobre los principales puntos a considerar a la hora de definir una agenda digital en el sector:

Identificar y priorizar iniciativas

Los pacientes demandan una atención médica accesible, agradable y con resultados positivos en tanto a salud se refiere, exigiendo a los prestadores adaptar diferentes esquemas de operación y ampliar su portafolio de servicios al mismo ritmo que el mercado se transforma. Un paciente informado y empoderado genera grandes oportunidades para desplegar estrategias digitales, que requieren:

  • Conocer el mercado, las expectativas del paciente y descubrir oportunidades de crecimiento para diversificar fuentes de ingreso.
  • Establecer una estrategia de salud digital como marco referencial para el planteamiento y despliegue de las iniciativas.
  • Diseñar una arquitectura digital que integre la cadena de valor en todos sus componentes (médico asistencial, operativo y financiero).
  • Aplicar un enfoque ágil de despliegue de iniciativas digitales, empezando por aquellas que generen mayores beneficios en el corto plazo para la organización y el paciente.

Centrar la atención en el paciente

La información generada por diferentes habilitantes tecnológicos como telemedicina, dispositivos digitales conectados y redes colaborativas debe generar valor para la organización. Las empresas deben desarrollar gradualmente capacidades para recopilar, analizar, proteger y hacer uso efectivo de los datos de la salud del paciente. Esta capacidad permitirá comprender patrones patológicos para preparar la operación asistencial de forma oportuna, tomar decisiones clínicas más precisas, definir nuevos esquemas de atención, desarrollar nuevas especialidades y analizar efectivamente el impacto de los costos y la cartera.

Liderar efectivamente

Liderar efectivamente una agenda digital permite llevar la transformación al siguiente nivel, promoviendo espacios de innovación en toda la organización, integrando estructuras administrativas y asistenciales, y transparentando efectivamente los resultados de los presupuestos asignados.

  El rol de un “Chief Digital Officer” (CDO) se convierte en un punto clave en una transformación digital, promoviendo la aplicación de prácticas digitales que mejoran la experiencia del paciente, incrementan la capacidad de análisis de datos y desarrollan modelos operativos más flexibles. El CDO necesitará el respaldo total de la alta dirección.

Desarrollar capacidades de análisis de información

Las organizaciones de salud se enfrentan a una gran pregunta: ¿cómo capturar y analizar el enorme volumen de datos creados por el paciente para predecir los resultados futuros?

Un enfoque holístico del cuidado de la salud implica contar con fuentes de datos conectadas (dispositivos de diagnóstico, monitoreo, wearables y registros médicos móviles, entre otros), cuya información debe ser procesada consistentemente y presentada para análisis de forma amigable. El desafío radica en usar y desarrollar sistemas para gestionar e integrar estas fuentes dispares de información y garantizar su interoperabilidad.

El mercado actual de salud demanda iniciativas audaces para integrar todos los actores del ecosistema de salud ((pacientes, prestadores, pagadores y socios estratégicos), ofertar servicios más innovadores para mejorar la experiencia del paciente e incrementar el nivel de precisión en los diagnósticos y la efectividad de tratamientos. Para sobrevivir las organizaciones de salud deben reaccionar de manera ágil, priorizar su agenda digital y mantener una visión estratégica en favor de la salud y los resultados esperados.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *