“Necesitamos innovación más sencilla y aplicada a las personas”

Gracias por Compartir

La banca ecuatoriana se caracteriza por ser innovadora. Desde los 80, ha introducido tecnología en sus procesos. En los últimos dos años, el sector está digitalizándose considerando al consumidor como el centro del negocio. Julio José Prado, director Ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, Asobanca, señala que las entidades financieras trabajan en nuevas formas de hacer banca, al crear recursos al servicio de la ciudadanía.

Hace cinco años, la banca fue pionera en la implementación de sistemas de dinero electrónico que no evolucionó debido al momento político que vivía el país, comenta.
Para Julio José Prado, el sector financiero mejoró toda la experiencia del usuario a través de la digitalización y la banca móvil. Al momento, existen servicios electrónicos, pero también se desarrollan nuevas iniciativas para facilitar transacciones, aperturas de cuentas, transferencias, créditos. En instituciones, relacionadas con micro-finanzas y microcrédito trabajan en nuevas formas de llegar al consumidor que aún no es tan tecnológico y lo hacen a través de nuevas agencias más amigables, especializadas para segmentos específicos de la población, de manera que la sucursal bancaria cambiará en los siguientes dos años.

Cuando menciona, los mayores problemas que debe enfrentar el sistema  financiero señala, que la regulación impide que productos innovadores salgan al mercado. Para agilizar la adopción tecnológica, dice Prado, es necesario crear una cultura, generar capacidades en los organismos reguladores y transmitir los beneficios que tiene la innovación tecnológica para una mayor inclusión financiera, bancarización y la reducción del uso de efectivo.
Por otro lado, las instituciones financieras también deben crear iniciativas para trabajar en conjunto con las fintech y las empresas de tecnología que existen en Ecuador.

Aunque se habla de modelos de innovación disruptivos y exponenciales, los bancos deben ser más proactivos para resolver problemas reales de la ciudadanía. “Necesitamos innovación más sencilla y aplicada a las personas para el acceso a transferencias aún más rápidas y fáciles de lo que se hace en la actualidad, que permita, por ejemplo, la
apertura de cuentas sin la necesidad de que los usuarios deban ir a una entidad bancaria”

Con la tecnología existe un panorama de nuevos actores en el sector financiero donde la competencia a futuro serán los neo-bancos, una nueva generación de entidades financieras totalmente digitales, además, las grandes plataformas tecnológicas conocidas como las big tech.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *