“Cada iniciativa tiene un impacto social y eso no lo cambio por nada”

Héctor Freile, Director de Transformación y Sistemas de la Junta de Beneficencia de Guayaquil
“He estado en diferentes industrias, empresas fantásticas y me
han tratado espectacular, pero el hecho de que la gente necesitada
reciba un mejor servicio, esté mejor atendida y podamos
resolver sus problemas es realmente una satisfacción que no lo
paga nadie. Eso es lo que más me llena”.

Siempre le ha gustado la tecnología; desde que recuerda su pasatiempo era desarmar máquinas y luego empezó a programar. Cuando llegó el momento de estudiar una carrera optó por una preparación que combinará lo técnico y administrativo. “Eso me ha ayudado a cubrir responsabilidades no solamente en el área de la tecnología, sino relacionadas con las finanzas, administración y estrategia”.

Héctor Freile es Ingeniero de Sistemas, con especialización en e- Government, con masterado en Gerencia de Negocios. Su carrera profesional la desarrolló por varias industrias del sector público y privado. Inmediatamente después de finalizar la universidad trabajó en el Municipio de Guayaquil, y más tarde a la multinacional petrolera Repsol. Continuó en SabMiller, empresa dedicada a la fabricación y comercialización de bebidas y a la minera Kinross donde realizó el estudio de factibilidad de una mina desde el punto de vista tecnológico.

Freile también laboró en IBM cumpliendo funciones comerciales “trabajé con bancos, industrias, las cuentas más grandes pasaron por mi área”. De hecho, como la Junta de Beneficencia de Guayaquil era cliente, lo llevaron al puesto actual, como CIO de dicha entidad.

A sus 35 años de edad y con un espíritu imparable se ha involucrado en proyectos no solo de integración de tecnología, sino en áreas operativas, de procesos, financieras, comerciales y ha logrado experiencia y una visión amplia del negocio.

En la actualidad, Héctor Freile tiene uno de los retos más importantes en la Junta de Beneficencia de Guayaquil como Director de Transformación y Sistemas, la renovación no solo técnica sino estratégica. “Lo que más me apasiona de la Junta es saber que todo lo que hacemos, cada proyecto, cada iniciativa tiene un impacto social y eso no lo cambio por nada”.

“He estado en diferentes industrias, empresas fantásticas y me han tratado espectacular, pero el hecho de que la gente necesitada reciba un mejor servicio, esté mejor atendida y podamos resolver sus problemas es realmente una satisfacción que no lo paga nadie. Eso es lo que más me llena”.

Está desarrollando una serie de proyectos de innovación tecnológica junto al Director General de la Junta, Ernesto Noboa Bejarano y con la colaboración de un equipo de trabajo comprometido.

El éxito de los proyectos ha sido gracias a un equipo de alto nivel y muy leal, “yo le debo a mi equipo de colaboradores todas estas metas tan ambiciosas alcanzadas”

Freile explica los detalles del proyecto de transformación digital. “La Junta tiene cerca de 7000 empleados en 19 dependencias cada una de ellas es un mundo. Lo que haremos es volvernos una especie de Corporación.

La primera fase del proyecto fue armar los nuevos procesos, las estructuras, alinear que todos tengan una misma forma de trabajo estandarizado. Hoy estamos en la implementación de los sistemas que van a permitir cambiar todo”. El objetivo es lograr la integración como Corporación de la Junta. “Buscamos tener mayor eficiencia administrativa para un mejor servicio al cliente”. “Estamos haciendo que una organización que tiene más de 120 años se transforme en una organización de clase mundial, con tecnología de punta, con procesos y mejores prácticas”, comentó

El balance entre la pasión por la tecnología y su trabajo, así como de la vida personal de Freile llegó con el tiempo.

En sus inicios de la carrera profesional iba a mil por hora y no paraba. “No tenía momentos de relax y esparcimiento pero aprendí que no todo puede ser trabajo”. Ahora dedica más tiempo a su familia, amigos y a practicar deporte.

Disfruta el esquí en el agua y lo practica al menos dos veces por mes, también corre y dice que es el mejor momento para inspirarse en ideas nuevas. “Busco estos momentos en los cuales me puedo desconectar porque es la única forma que puedo recargar. Si algo me di cuenta, es que si no tenía esos momentos, era muy difícil que yo siga siendo productivo”.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta