El desafío del CIO, entender y apoyar al negocio

Los cambios y adopción tecnológica son acelerados, al igual que las funciones y el papel de las organizaciones y de quienes gestionan la tecnología. Este ecosistema de tecnología gira en relación a tres elementos que inciden en mayor o menor grado en  la adopción, implementación y gestión de recursos  de IT.

Juan Carlos Solines, miembro del Consejo Asesor de Cionet, señala que al hablar de tecnología hay tres  actores importantes a tomar en cuenta, por un lado, el Estado que fija las reglas; la industria que desarrolla aplicativos, la infraestructura que permite el desarrollo de la tecnología;  y  finalmente, las sociedad civil que incluye a usuarios, universidades y en esta particularmente, donde se genera el talento humano necesario para adoptar, gestionar, o implementar tecnología dentro de las organizaciones.

La gerencia de IT en particular está liderada por un profesional que, hoy en día, deben adaptarse a nuevos paradigmas que van más allá de la tecnología y lo colocan como un profesional con nuevas habilidades, capacidades y fortalezas.

El CIO es uno de los profesionales que agiliza e impulsa el negocio. Su nivel de compromiso y participación activa en todos los sectores es vital. Así lo demuestra un estudio realizado por la consultora internacional de Recursos Humanos Korn Ferry donde se evaluó al sector financiero. Los resultados  reflejaron que  a nivel global este sector tenía una alta posibilidad de perder alrededor de 900 millones de dólares anuales debido al retraso en la presentación de productos revolucionarios, innovadores y sobre todo de alto impacto tecnológico.

Las características y habilidades del CIO en la era digital son diferentes a los que tenía un CIO en el pasado.  Existen nuevos paradigmas y desafíos para estos ejecutivos. Uno de ellos, es el cambio en la forma de administrar los recursos humanos de IT. Nancy Jaramillo, socia consultora de Recursos Humanos de Competitividad Advantage, menciona que con el despunte de una nueva generación de profesionales apasionados por la tecnología y un  modo distinto de ver la vida, el CIO  debe desarrollar y aplicar una inteligencia emocional que permita además, de conocer a los millennials,  cumplir con una nueva función dentro de la organización y convertirse en un mentor  dentro de la misma.

IMG_1822

Daniela Andretta, Gerente de la oficina de Ecuador de la consultora de Talento Humano Korn Ferry, menciona que el perfil del nuevo  CIO está transformándose y ya no es un perfil de profundidad sino de amplitud, es decir no entra en detalle de la herramienta técnica sino que el CIO debe tener  una visión generalista del negocio y desde allí aportar en  gestionar la estrategia de la organización.  La parte esencial de esta transformación son las actitudes, habilidades, competencias y el tipo de liderazgo. Este último punto determina el nivel de impacto sobre el equipo de trabajo que gestiona el CIO.

Para Ivonne Bautista, Gerente Regional de la consultora Samper HeadHunting, el rol del CIO actual está en el nivel de competitividad que entrega al negocio a través de la tecnología, lo que implica una visión más integral,  estar al día en temas de conocimiento de tecnología a futuro desde la realidad del negocio para lograr los objetivos estratégicos.

Liderazgo para operativizar y lograr visibilidad

Trabajar con herramientas y tecnología resulta complejo  pero más arduo es hacerlo con personas y dejar que entiendan, asuman y acompañen a los desafíos que el CIO tiene dentro de la organización.  Por ello, se hace necesario que los CIO fomenten otras competencias como liderazgo de relaciones interpersonales y gestión de personas. Al respecto Daniela Andretta,  señala que el liderazgo es una competencia que facilita direccionar a los equipos de trabajo, posibilita lineamientos claros y la trazabilidad del negocio desde el área de tecnología.

Para la consultora, que el CIO cuente con un equipo de trabajo alineado para  la implementación de procesos tecnológicos no solo permitirá la confiabilidad en la gestión de IT sino que además, permitirá que desarrolle una mayor exposición frente a otras áreas y logre mayor influencia en los niveles de decisión.

El liderazgo debe formar equipos de alto rendimiento que respondan a la operatividad del negocio, y entregue el soporte necesario. Ivonne Bautista, acota que debido a que el CIO debe estar en la parte estratégica necesita ser un buen líder para que su gente tenga la operatividad y le dé el espacio necesario para entender las necesidades y la disposición de la compañía para invertir posicionándose como un referente en la toma de decisiones del negocio.

En la búsqueda de un viabilizador del negocio

cionet

Durante el CIONET se despejo una inquietud relacionada con la percepción de que algunas empresas locales insisten en mantener a los CIO enfocados solo en tecnología. Los motivos según las expertas son variados, desde el temor infundado de los gerentes generales o presidentes que piensan que  el CIO puede descuidar su tarea básica relacionada con la operatividad tecnológica para el normal funcionamiento del negocio; y una falta de asesoría desde las áreas de talento humano para las gerencias generales de las empresas sobre la necesidad de contratar un perfil completo.

La demanda en la contratación de CIO frecuentemente proviene de la gerencia general bajo determinados parámetros y características. La tendencia actual a nivel mundial es que no se busca un ejecutivo técnico sino un viabilizador del negocio. Encontrar un perfil no es simple pues los ejecutivos con estas habilidades son escasos, debido a que muy pocos ejecutivos de IT preparan a su sucesor. No se debe olvidar, dice la consultora de Korn Ferry,  que una de las responsabilidades del CIO es la identificación y preparación de talentos para que puedan sucederles pero sobre todo les permita saltar a una próxima posición laboral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here