Las empresas pueden crecer según sus necesidades con los esquemas “on demand”

Gracias por Compartir

Por Carlos Tulcán, arquitecto de soluciones TIC Compuequip DOS

La adopción de un modelo de servicio tipo Opex sirve a las empresas para contar con infraestructura virtual donde pueden amortizar sus inversiones en pagos mensuales. Además, los esquemas ‘On Demand’ y flexibilidad, permite que las organizaciones inicien con el consumo de recursos de cómputo mínimos y crezcan con base a sus necesidades del negocio.

Por otro lado, los clientes ya no tendrán preocupaciones de procesos de adquisiciones, operación, gestión de la infraestructura, ya que la responsabilidad   recaería sobre el Service Provider, inclusive la actualización tecnológica del hardware y software en el futuro será responsabilidad del Service Provider y no del cliente.

De forma adicional, el cliente podrá optimizar el uso de personal técnico existente y reasignarlo a otras actividades que otorguen mayor valor al negocio.
Así como hay ventajas, también hay factores que pueden jugar en contra como el tema de seguridad. Este factor que los Service Provider tienen como reto, debe transmitir la confianza hacia los clientes, a través de la aplicación de mejor práctica de seguridad en la entrega del servicio. A esto se suma, las certificaciones que forman parte del servicio.

También se contempla el incremento de la dependencia que pueden generar los Service Provider hacia los clientes, en particular, en los servicios de nube del tipo Plataforma como Servicio y Software como servicio, donde los clientes tendrían que adaptarse al uso de tecnologías propietarias o específicas.

Además, es necesario tomar en cuenta la percepción de la pérdida de control sobre los sistemas y de los datos que pueden generar cierta incertidumbre a algunos clientes, lo cual puede provocar cierto temor sobre la información de la empresa.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *