La transformación digital es la tendencia hacia la optimización en los procesos de las empresas ecuatorianas y en la actualidad se convierte en un habilitador.

Como parte de esta transformación digital, Energizer, empresa fabricante de baterías y linternas  implementó una solución de facturación electrónica para agilizar los procesos con todas las cadenas asociadas a su línea de negocio.

María Gloria Guerrero, coordinadora de Sistemas para Latinoamérica de Energizer en Ecuador señaló que definieron varias acciones antes de la implementación, entre ellas, buscar una empresa que tenga la experiencia para enfrentar errores y solucionarlos de manera inmediata. Luego de un análisis, decidieron hacerlo con Seres, especialista en soluciones de intercambio electrónico seguro de documentos,  como “un socio de negocio no un proveedor de servicio”, dijo la ejecutiva.

La adopción de la solución de facturación electrónica fue bajo el modelo SaaS o software bajo demanda. María Gloria Guerrero indicó que existen empresas que no cuentan con un gran departamento de IT, debido a que su eje de negocio no es la tecnología y la empresa puede funcionar correctamente bajo la  contratación de servicios externos de proveedores. Y ese es el caso de  Energizer, de manera que la adopción de un modelo SAAS solucionó el problema de la falta de personal en el área y evitó que se contrate gente para un solo proyecto, acción que hubiese generado mayor gasto para la empresa.

 “Lo más importante de una implementación tecnológica es que sea visible para el cliente o usuario”

Energizer tardó 6 meses en implementar facturación electrónica. El responsable de la administración y líder del proyecto fue el gerente Financiero, tomando en cuenta la jerarquía organizacional. Este contó con el apoyo de un representante de cada departamento para que se  involucre cada área en el proceso y así se conviertan en un soporte clave para el desarrollo del proyecto.

La ejecutiva apunta que es importante que cada área tenga actividades definidas, fechas límites de entrega para poder controlar y gestionar la participación de todos en la implementación. En el caso del departamento de IT, este proyecto no nace del área, su función es la extracción de datos, hacer validaciones de los mismos y entregarlos al socio negocio y al director general del proyecto.

María Gloria Guerrero señaló que la dificultad mayor en la implementación de un proyecto de IT es vencer la resistencia al cambio de parte de los colaboradores de la empresa, sin embargo, lo resolvieron gracias a una estrategia de comunicación y capacitación a los usuarios.

“Todo cambio es bueno e ir a la facturación electrónica es un salto tecnológico enorme que da la posibilidad de abrir las puertas de las empresas al exterior, porque están obligadas a ser eficientes”. 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here