¿Cómo hacer más con menos?

Gracias por Compartir

Por: Oscar Benavidez

A lo largo de nuestra vida, escuchamos con relativa frecuencia la palabra “crisis”, una situación específica que inevitablemente trae consigo restricciones y ajustes que obligan a una gestión con mayores niveles de exigencia, de manera que se logre el menor impacto al negocio en términos de productividad, eficiencia y confiabilidad. De alguna manera, significa conseguir más clientes con menos recursos, más ventas con menos clientes, más ingresos con menos gastos, más utilidades con el mismo capital, es decir productividad.

Es en estas circunstancias que la tecnología se convierte en el motor idóneo para la consecución de los objetivos de las empresas y asume un rol protagónico en la operación diaria de los negocios. La conocida frase, “hacer más con menos” toma vigencia absoluta en esta etapa de cambio y para los profesionales que gestionamos las Tecnologías de la Información se convierte en el principal objetivo: ofrecer más y mejores servicios con recursos cada vez más limitados y escasos.

La gobernabilidad y la gestión son los frentes sobre los cuáles los CIO deben trabajar. Mientras que la gobernabilidad involucra el conjunto de políticas y procedimientos sobre los que se debe encajar todos los diferentes servicios que ofrece IT, la gestión fortalece y complementa la estructura para llevar a cabo las acciones y decisiones para la disponibilidad de servicios de TI en forma permanente y segura.

Más que una receta específica para el manejo de una crisis, los CIO deben  garantizar que se cumplan cabalmente algunos objetivos que apoyan el negocio  y contribuir debidamente a alivianar las dificultades que pudieran atravesar las empresas.

  • Asegurar que los servicios y funciones de TI ayuden a generar valor, maximizar la productividad y mantener un equilibrio en los costos.
  • Estandarización de una arquitectura empresarial en Tecnologías de la Información  para proteger las inversiones de TI,  estableciendo plataformas integradas comunes de desarrollo, de hardware y software, etc. Además, de guías necesarias para las futuras inversiones, estandarizar el soporte y la operación de todos los servicios de TI.
  • Apoyar la continuidad del negocio a través de la gestión de todos los riesgos relacionados con IT y manejar la incertidumbre relativa a una amenaza o evento fortuito, a través de una secuencia de actividades que incluyen evaluación de riesgo, estrategias de desarrollo para manejarlo y mitigación del riesgo utilizando recursos adicionales pero indiscutiblemente necesarios.
  • La gestión de recursos de IT desde equipos, personas, procesos, puede volverse una problemática pero también una oportunidad. El CIO tiene la posibilidad de poner  a prueba sus habilidades y capacidades para liderar procesos ligados a la experiencia y conocimiento del negocio.
  • Fomentar la cultura de mejora continua en todos los procesos relacionados como una norma permanente.
  • Manejo de indicadores (KPI´s): que permita contar con datos para el crecimiento de los servicios de IT y del negocio.

datos

Del análisis periódico y la observación correcta de las acciones y decisiones que vamos tomando en el tiempo, podremos ir sacando conclusiones y mejorando nuestra gestión.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *