Indra diseña solución para luchar contra los incendidos

Gracias por Compartir

Indra desarrolló una solución dotada de un algoritmo capaz de detectar pequeños focos de fuego cuando aún no representan un peligro. El objetivo de esta solución es actuar más rápido para limitar los daños. Considerado como un auténtico guardabosques electrónicos que monitorizan todo lo que ocurren en 15 o 20 kilómetros a la redonda, las 24 horas día, 365 días del año.

La solución denominada Faedo, nombre de un bosque centenario en León-España, está compuesta por una serie de torretas dotadas de potentes cámaras de visión en espectro visible e infrarrojo puede ubicarse en puntos estratégicos. Disponen además de sensores para medir el volumen de combustible muerto en la zona y estaciones meteorológicas para conocer con precisión el clima local y el riesgo de que se produzca un incendio.

Indra ha refinado el algoritmo del sistema y lo ha entrenado para que sea capaz de distinguir el fuego de otras fuentes de calor, como puede ser el motor de un vehículo o un animal, por ejemplo. Lo mismo ocurre a la hora de diferenciar pequeñas columnas de humo en un día de niebla o en zonas altas de montaña, en las que puede aparecer bruma y nubes sobre el terreno.

“El grado de precisión es lo que hace único este sistema. Hemos sido capaces de reducir al mínimo las falsas alarmas, un reto que esta tecnología tenía pendiente para ser realmente eficaz”, explica Hosain Badouch, responsable del Centro de Excelencia en Seguridad de Indra en León, en el que se ha desarrollado la solución.

Una vez identificado el posible foco, el sistema determina sus coordenadas y lanza una alerta que reciben en el puesto de mando. De forma inmediata, se traslada a la unidad más cercana sobre el terreno para que se desplace a ese punto. El sistema les aporta información sobre las vías de acceso más rápido, los puntos de recogida de agua más cercanos y el nivel al que se encuentran.

Faedo ofrece también datos sobre la temperatura, velocidad del viento, dirección en la que se extenderá el fuego, poblaciones que podrían verse afectadas y puntos desde los que controlar mejor la situación.

En los laboratorios de Indra, el sistema Faedo sigue mejorándose. Los próximos pasos contemplan la posibilidad de incorporar más sensores, aprovechar las imágenes tomadas por satélites e incorporar drones de vigilancia que permitan comprobar si una alarma es falsa o real de forma aún más rápida.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *