La revolución digital en el futuro de la industria de seguros

Gracias por Compartir
Karol Hermida Gerente de Auditoría de PwC

Las organizaciones en el mundo se enfrentan a un nuevo entorno marcado por las tecnologías digitales que transforman la forma de hacer negocios en todos los sectores y geografías, la industria de seguros no es la excepción. La digitalización va mucho más allá del cambio tecnológico, y afecta de forma trascendental la esencia misma de los modelos de negocio tradicionales.

El impacto de lo “digital”, impulsado fundamentalmente por los avances en la tecnología y los cambios en el comportamiento del consumidor, exige a las empresas desarrollar nuevos modelos de negocio -o transformar los actuales- para competir y crecer. De modo, que la era digital se convierte en un aliado estratégico para incrementar la rentabilidad, reducir costos y brindar a los clientes herramientas para potenciar y facilitar los procesos de autogestión. Y es que los avances tecnológicos provocan que los clientes busquen que su experiencia en todos los procesos que realice con su compañía de seguros sea grata, ágil y simple.

La tecnología y las redes sociales moldean clientes mejor informados y más conectados. En la encuesta Insurance 2020 realizada por PwC, el 71% de los encuestados usó algún medio de investigación digital antes de adquirir su seguro, por ejemplo redes sociales; el 26% de los consumidores encuestados compró su póliza de seguros on-line utilizando Web o dispositivos móviles y el 67% de los consumidores encuestados está dispuesto a instalar un dispositivo en su auto u hogar, si con esto se puede lograr una disminución de la prima.

Para responder al mercado digital actual, la industria de seguros debe ir más allá de enfocarse en productos y servicios, y apuntar a las necesidades de cada cliente con el objetivo de transformar su experiencia como consumidor, pero sobre todo que tenga acceso a servicios y productos personalizados.

La capacidad de capturar datos desde diferentes sensores y fuentes en tiempo real y herramientas de análisis abre la puerta a modelos de prevención más proactivos. Estos datos e información permite a las compañías aseguradoras desarrollar nuevas perspectivas para gestionar de una manera más activa y dinámica el riesgo, y en la mayoría de las veces, en colaboración con el asegurado.

Estos nuevos modelos de negocio empujan a la competencia que antes se basaba en precio a una estrategia diferenciada apoyada en el relacionamiento con el cliente y la capacidad de las organizaciones de desarrollar nuevos productos y servicios con un valor real.

Ya existen iniciativas globales de desarrollo de análisis para convertir datos dispersos en información de clientes que sea útil para conseguir los nuevos objetivos de las compañías de seguros, pasar de un seguro reactivo a un asesoramiento y prevención de riesgos proactivos de mayor margen, creando una nueva generación de servicios basados en la información.

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *