El CIO debe reforzar su influencia y su capacidad de negociación

Gracias por Compartir

Para Germán Pancho, director de las Maestrías de Gerencia de Sistemas y Tecnología Empresarial y de Gestión de Seguridad de la Información de la Universidad de Las Américas – UDLA, el mejor escenario para gestionar recursos para IT se da en empresas con un nivel de madurez de gobierno corporativo y de gobierno de IT, “debido a que las decisiones de formulación, análisis y aprobación de inversiones en TI se despersonalizan y se convierten más bien en prácticas de naturaleza corporativa”. 

 Para lograr el apoyo a las propuestas para la implementación y adopción de proyectos de tecnología tanto de la alta dirección como de las distintas áreas, la negociación debe basarse no solo en las habilidades del Líder de IT para obtener consensos y apoyos específicos, sino, además, considerar las buenas prácticas que se soporten en hechos y datos y que demuestren el aporte de valor de las iniciativas de IT. 

 Germán Pancho menciona que  la gestión del presupuesto debe ser parte del  gobierno de TI como un instrumento empresarial cuya responsabilidad de formulación, análisis y aprobación se encuentre a nivel ejecutivo y no sea facultativo solo de IT.   En este escenario, señala que el CIO aplica la negociación al presentar, personalizar y consensuar los elementos del marco de toma de decisiones, además, recalca que una condición importante: el CIO debe tener solvencia y dominio en la aplicación de estas prácticas, con flexibilidad para abordarlas desde una perspectiva estratégica, pero también táctica y operacional. 

 Por otra parte, en la ejecución de los proyectos de IT es vital la participación de las áreas del negocio que se beneficia de la iniciativa a fin de que éstas sean las que respondan posteriormente por los beneficios esperados. En este escenario el CIO aplica la negociación, para sensibilizar al negocio acerca de la importancia de aplicar este esquema colaborativo de gestión de proyecto y luego en consensuar los roles, responsabilidades y la rendición de cuentas de las partes involucradas. 

En cuanto a la adopción de tecnología por parte de los usuarios, el CIO debe reforzar su influencia y por tanto su capacidad de negociación en la medida en la que su rol sea de contribuidor y facilitador, con una gestión de apoyo cercano a las áreas usuarias en los procesos de transición de soluciones tecnológicas. El éxito de dependerá en buena medida del nivel de relaciones del CIO y de la existencia de una agenda con temas de colaboración con sus pares. 

 

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *