¡Abróchense los cinturones, el viaje está por empezar!

Gracias por Compartir


¡Abróchense los cinturones, el viaje está por empezar!

Si bien, aparentemente la tecnología ya ha disrumpido significativamente en el sector turístico, existen algunas tendencias tecnológicas que aún están por despegar: 

▶ Big data: el procesamiento y análisis de grandes volúmenes de datos sobre los hábitos de los viajeros apunta a ser el diferenciador que permita brindar nuevas ofertas, cada vez más ajustadas a las necesidades de los turistas. 

▶ Realidad virtual: visitar la cima del Everest, caminar por la Muralla China o dar un paseo en góndola por Venecia, pronto serán experiencias que se podrán vivir sin tener que viajar, gracias a las nuevas aplicaciones basadas en realidad virtual que están en aumento.

▶ Smartphones: la evolución en el uso de aplicaciones móviles llevará a la experiencia del viajero al siguiente nivel: acceder a la habitación de hotel mediante el celular, realizar un recorrido guiado por un robot o encender un auto de alquiler con el móvil, marcarán las nuevas tendencias. 

Internet de las cosas (IoT): el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) estima que el Internet de las cosas será el driver de transformación que personalizará la experiencia del viajero en los próximos años. La incorporación de sensores en las habitaciones de hotel, maletas de viaje, vehículos de alquiler y su vinculación con los dispositivos móviles serán el upgrade a clase ejecutiva en cuanto a la experiencia de usuario se refiere.

Cuidado con las turbulencias. 

La digitalización del sector trae consigo nuevas amenazas que requieren ser consideradas por los encargados de las funciones de Seguridad de las compañías del sector; además de otros aspectos de cumplimento que no pueden dejar de estar en agenda. De acuerdo con la metodología de gestión de riesgos de tecnologías emergentes de PwC, es importante considerar al menos las siguientes áreas:

▶ Seguridad de la información y ciberseguridad: adoptar procesos y políticas de seguridad que minimicen los riesgos asociados a los servicios publicados, redes de datos e infraestructura, sin duda, es un aspecto fundamental.  

▶ Estándar PCI-DSS: implementar los controles requeridos por el estándar, permitirá a los establecimientos transaccionar de manera más segura con los datos del principal método de pago del sector: las tarjetas de crédito. 

Privacidad de datos: con la ley ecuatoriana de protección de datos personales por entrar en vigor en el corto plazo -de acuerdo con las expectativas del gobierno- las compañías del sector tendrán que rediseñar sus estrategias e implementar nuevos procesos y controles que le permitan manejar adecuadamente la información de sus clientes y socios comerciales, dentro de los límites estipulados por la ley, evitando sanciones significativas. 

Gracias por Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *